TOLUCA, Edoméx., 20 de diciembre de 2016.- Los impartidores de justicia laboral que se vienen desempeñando en las Juntas de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo del Gobierno del Estado de México, no tendrán pase automático para incorporarse a las filas del Poder Judicial como lo plantea la reforma de justicia laboral.

Al respecto Sergio Medina Peñaloza, presidente del Poder Judicial del Gobierno del Estado de México, precisó que cada semana se registran encuentros con el objetivo de establecer los pasos que se van a seguir para incorporar a los aproximadamente 500 funcionarios que se vienen desempeñando en las dos Juntas de Conciliación y Arbitraje (del valle de Toluca y México) que en estos momentos están adscritas a la Secretaría del Trabajo.

“Estamos pidiendo que se respeten las reglas del Poder Judicial para el ingreso de los compañeros (de las Juntas de Conciliación); que pasen por ese tamiz (examinación), claro tendrán primero su capacitación, pero después tendrán que presentar los exámenes y el concurso de oposición para poder ingresar a las filas del Poder Judicial”, subrayó.

Puntualizó que los trabajos y reuniones son intensos con la finalidad de establecer perfectamente el mecanismo y condiciones en que se registrará la migración de la justicia laboral a los Poderes Judiciales de la entidad.

“Lo que hemos pedido nosotros como Poder Judicial es, punto número uno que se respeten los controles de ingreso y acceso a través de nuestra Escuela Judicial que es consolidada, fuerte y que está cumpliendo 31 años y que por lo tanto maneja el esquema de carrera”, dijo.

Recordó que la entidad mexiquense es la única, en todo el país, que le da vida a la carrera judicial, para la asignación de todos los cargos judiciales, y particularmente a las posiciones de Jueces y Magistrados.

“No hay otro estado que para Magistrados imponga un concurso de oposición”, concluyó.

A principios del mes de octubre del presente año el pleno del Senado de la República aprobó la iniciativa del Poder Ejecutivo federal, y desapareció las Juntas de Conciliación y Arbitraje, para crear Tribunales Laborales que pertenecerán al Poder Judicial, federal y estatal.