Toluca, Edoméx., 14 de noviembre del 2016.- Durante un operativo realizado en el municipio de Ocuilan, elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC), de la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA), Secretaria de Marina (SEMAR), Policía Federal, Gendarmería, Procuraduría Federal de Protección  al Ambiente (PROFEPA), y Protectora de Bosques (PROBOSQUE), fueron asegurados 18 metros cúbicos de madera y  48 máquinas procesadoras de ella.

Como resultado del operativo de inspección y vigilancia, denominado “Cobio Chichinautzín”, donde participaron 470 servidores públicos, se verificaron 17 centros de almacenamiento y transformación de madera en la comunidad de San Juan Atzingo, y se encontraron diversas anomalías en algunos de los aserradores, al acreditarse tala ilegal y de no contar con los permisos correspondientes para realizar esta actividad.

Ante esta situación se confiscó la madera proveniente de la tala ilegal de árboles y se inmovilizaron 48 máquinas procesadoras.