LUVIANOS, Edoméx., 16 de octubre del 2016.- Solicitaran apoyo del INAH para realizar un registro de varias piezas arqueológicas encontradas por los pobladores, quienes están interesados en resguardar su patrimonio, cuidarlo y sobre todo exhibirlo, pero en condiciones de seguridad, en un museo comunitario de ser posible, el proyecto no se ha logrado arrancar, pero son frecuentes estos hallazgos, sobre todo cuando inicia la preparación de tierra para la siembra.

Al respecto el arquitecto Ramón Javier Martínez Burgos, jefe de Monumentos Históricos de la Delegación INAH en el estado de México, asegura que el procedimiento es muy sencillo, lamentablemente existen muchos mitos respecto a este tipo de hallazgos, “la gente cree que, si encuentran algo así, el gobierno actuará contra ellos”, pero es, al contrario, dijo, se les dan todas las facilidades para dejarles la custodia de las piezas y mostrarles cómo deben conservarlas.

Los hallazgos más recientes son unos “malacates”, pequeñas ruedas que servían para hilar, y unas flechas de obsidiana. Antes se conocía de muchas más piezas encontradas, lamentablemente al desconocer las leyes al respecto y los procedimientos que deben realizarse cuando se encuentran, la gente malbarato o descuidado las figuras; algunas ocasiones la autoridad municipal se encargó de promover el cuidado y algunos pobladores consientes igualmente advirtieron a los campesinos de la importancia sobre este tipo de asuntos.

Los malacates son pequeñas piezas de uso común, y se espera tener muy pronto la visita de los arqueólogos del INAH para hacer el registro respectivo de las piezas, e iniciar una labor de rescate de algunas otras que puedan estar en hogares humildes, donde desconocen el valor histórico que están puedan tener y esto quizás ha sido su mejor seguro contra los saqueadores, dijeron.