CIUDAD DE MÉXICO, 30 de octubre de 2016.- Waldo Fernández González, diputado del Grupo Parlamentario del PRD, propuso modificaciones a la Constitución Política de nuestro país para establecer que la protesta de los funcionarios públicos no es sólo un acto protocolario previo al inicio del ejercicio de sus funciones, sino un compromiso público cuyo incumplimiento implicará sanciones por perjurio constitucional.

En la iniciativa, el legislador explicó que su propuesta tiene como propósito coadyuvar al Sistema Nacional Anticorrupción, haciendo énfasis en lo indispensable que es el que se concrete, en las acciones cotidianas, el primer compromiso público que –a través de la protesta– hacen los funcionarios o representantes populares que integran los tres Poderes de la Unión.

“La protesta, como sabemos, significa el compromiso de cumplir y hacer cumplir la Constitución. Aplicar puntual e ineludiblemente esas disposiciones constitucionales y legales en el ámbito jurídico que a cada funcionario le corresponda y hacer que se apliquen. Ésa es la obligación que se adquiere al rendir la protesta constitucional, la cual es sinónimo de promesa o juramento. Es comprometer la palabra y, con ella también, el honor y la dignidad de quien la realiza”, argumentó el diputado por Nuevo León.

 

LEER MÁS: QUADRATIN MÉXICO