ACOLMAN, Edoméx., 7 de diciembre del 2016.- Los integrantes de la familia Ortiz Zacarías, continúan con el oficio de elaborar piñatas, artesanía que le ha brindado identidad a este municipio.

En el taller de piñatas artesanales Orzac, ubicado enfrente del ex convento de Acolman, han pasado tres generaciones elaborando estas piezas que tienen el reconocimiento de ser únicas a nivel nacional e internacional.

Los papeles de colores que previamente cortaron los artesanos, son pegados en ollas de papel periódico, para dar forma a la tradicional piñata de siete picos, los cuales representan los pecados capitales.

Ana Lilia Ortiz Zacarías, explicó que en la actualidad utilizan las ollas de papel, ya que los compradores las buscan más, ya que consideran que con las del barro los niños corren el riesgo al tratar de romperlas.

Mencionó, que el tiempo que invierten para realizar una piñata chica es de 18 minutos aproximadamente, y para las de más de dos metros de altura es de todo un día de trabajo, en donde participan las 12 personas que laboran en el taller.

Ana Lilia, mencionó que el ser hija de Romana Zacarías, quien falleció en el mes de mayo pasado; y una de las principales impulsoras para la elaboración de piñatas artesanales en Acolman, significa una gran responsabilidad por el legado que dejo para todos los habitantes de este municipio ” Son raíces que ella dejó, es un orgullo y esperamos seguirlas conservando”.

Durante todo el año elaboran piñatas, pero en los meses de temporada alta que es en los meses de octubre, noviembre y diciembre llegan a realizar cerca de 15 mil piezas.

En la actualidad existen cuatro familias más en Acolman, que se dedican a la elaboración de estas piezas artesanales, y que participan en la Feria Nacional de la Piñata, al exponer su producto.

Las piñatas de Orzac, dijo Ana Lilia, se pueden adquirir en la Casart en Toluca, así como algunos distribuidores de los estados de Puebla, Querétaro, Veracruz ya que las ” piñatas de Acolman, son más bonitas y coloridas y tienen  mucho detalle y por eso tenemos clientes que no les importa pagar 50 o 100 pesos más, es porque les gustan”.