CIUDAD DE MÉXICO., 13 de diciembre de 2016.- Luego de ratificar el compromiso de su gobierno de actualizar el marco legal que permita a las fuerzas armadas realizar labores de seguridad interior, el presidente Enrique Peña Nieto admitió la existencia de asignaturas pendientes en materia de derechos humanos.

De acuerdo con una nota publicada por La Jornada. al hacer entrega post mortem del Premio Nacional de Derechos Humanos 2016 a Rodolfo Stavenhagen, el primer mandatario reafirmó el “compromiso indeclinable” de su gobierno con el respeto a las garantías individuales.

Dijo que en esta materia el país “tiene retos que debemos enfrentar con sentido de urgencia y con espíritu de unidad”.

LEER MÁS: La Jornada