TEOTIHUACÁN, Edoméx, 13 de diciembre del 2016.- Existen cerca de 150 artesanos dedicados a la elaboración de piezas de barro que son conocidas por su cercanía a las Pirámides de Teotihuacán. 

En las comunidades de Santa María Cuatlán, San Francisco Mazapa y de los barrios La Purificación y Evangelista, es donde existen estos artesanos que elaboran ollas, jarros y las cabezas de jaguar y pájaros que venden en la Zona Arqueológica de Teotihuacán.

Del padrón de 400 artesanos que tienen registrados las autoridades municipales, 150 se dedican al barro, que por generaciones han realizado estos utensilios.

Cada fin de semana estos artesanos buscan comercializar sus productos en el jardín municipal, de forma directa, para obtener mayores ganancias económicas. 

Durante tres años se llevó a cabo la Feria del Barro, para impulsar a los artesanos que se dedican a actividad y no se pierda uno de las artesanías que han brindado identidad en la cultura Teotihuacana.