TULTEPEC, Edoméx., 25 de diciembre del 2016.- Con miles de globos de color blanco elevados al cielo y colocados, algunos de ellos en color negro por la señal de luto se llevó a cabo la ceremonia para recordar a las personas que murieron en la explosión del Mercado de Pirotecnia San Pablito el pasado 20 de diciembre.

Más de mil personas se congregaron sobre la avenida Toluca, la mayoría de ellos vestidos de color blanco, lanzaron unas oraciones al cielo en señal de solidaridad con los familiares pirotécnicos que vivieron en carne propia la tragedia del estallido que hasta el momento ha cobrado 36 vidas.

Melodías cristianas, al unísono el grito -«¡Presente!»- al mencionar el nombre de algún fallecido y los cientos de flores y globos colgando de la malla ciclónica colocados por pequeñitos que en este momento no dimensionan la tragedia que en ese lugar se vivió hace cinco días.

Sin duda alguna, una de las imágenes más emblemáticas del evento fue una pequeñita de cinco años, vestida con su túnica y alas de pluma, simulando ser un ángel chiquito, colocó un globo negro en la reja, al fondo el desastre de la explosión.