TOLUCA, Edoméx., 25 de noviembre de 2016.- Cada mes en el Estado de México se han registrado,  en promedio, 21.5 secuestros en lo que va del año, cifra que coloca a la entidad en la posición siete (de 32) en la comisión del delito catalogado de alto impacto por la afectación (sicológica, económica, social, entre otras) y repercusiones que deja no sólo a la víctima, sino también a la familia y círculo cercano de la misma.

De acuerdo a las cifras oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), el indicador de secuestro por cada cien mil habitantes se ubica en 1.26 casos, en tanto que el promedio nacional está en .74, es decir muy por debajo del número de eventos registrados en el territorio estatal.

“Hemos tenidos un  incremento de secuestros, pero así como hemos tenido un incremente de secuestros, las acciones operativas y las investigaciones, igualmente, se están llevando acabo, precisamente por eso el día de hoy hemos dado cuenta de cinco eventos delictivos donde afortunadamente y gracias a la intervención de todas las autoridades hemos logrado el rescate de cinco víctimas… es decir hemos d}tenido un problema sí, pero se está actuando al respecto”, dijo Alejandro Gómez Sánchez, titular de la (PGJEM).

De acuerdo a las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre los meses de enero y octubre del presente año, se han verificado 215 casos de secuestros.

El Procurador Gómez Sánchez puntualizó que durante los primeros diez meses del presente año, ha detenido a 350 personas relacionadas con algún caso de secuestro, cifra superior a la registrada el año pasado,  cuando se detuvo a 315.

Añadió que los municipios mexiquenses ubicados en zonas urbanas es donde se verifica el mayor número de casos y que e n la zona norte de la entidad se está registrando un repunte en el número de casos.

No obstante insistió que la Institución a su cargo registra una mayor operatividad para contrarrestar las acciones de los secuestradores, entre otras acciones, por el intenso intercambio de información con la Procuraduría General de la Republica, Marina, Ejército mexicano y Comisión Estatal de Seguridad.

EL RESCATE DE PERSONAS SECUESTRADAS

En este sentido precisó que personal especializado en secuestros de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) realizó operativos en colaboración con fuerzas federales y estatales en municipios del Valle de México, mediante los cuales fue posible la detención de 9 presuntos secuestradores y la liberación de 5 víctimas, entre ellas, tres menores de edad.

En conferencia de prensa, en la que estuvieron presentes representantes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), así como de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), de la Secretaria de Marina (SEMAR), y de la Policía Federal (PF), Alejandro Gómez Sánchez, Procurador mexiquense, informó que éstas acciones son resultado del trabajo coordinado que realizan autoridades federales y estatales en la entidad mexiquense.

“En todos los casos las familias de las víctimas denunciaron los hechos ante esta Institución, y de inmediato les fue proporcionado el apoyo requerido, con personal preparado en manejo de crisis y negociación, así como también por las áreas operativas quienes realizaron labores de gabinete que permitieron identificar y detener a los probables responsables, localizar las casas de seguridad donde estaban retenidas las víctimas, y posteriormente llevar a cabo su liberación”, explicó Alejandro Gómez Sánchez, Procurador General de Justicia del Estado de México.

“El primero de los casos se registró el 10 de noviembre pasado, en el municipio de La Paz, donde varios sujetos ingresaron a un inmueble, del cual privaron de la libertad a una pequeña de tan solo 3 años de edad”, explicó el Procurador estatal.

Por su liberación fue exigida una fuerte suma de dinero, sin embargo, derivado del trabajo de inteligencia fue posible asegurar a un individuo identificado como Gabriel Iván “N”, quien presuntamente estaba encargado del cobro del rescate, mismo que aportó información sobre la localización de la casa de seguridad en la que se encontraba la menor.

“Con estos datos, el 15 de noviembre, el personal operativo realizó una incursión en un inmueble de Ejidos de Santa María, en Chimalhuacán, donde fue detenido Diego Armando “N”, y rescatada en buenas condiciones de salud, la pequeña de tres años de edad”, agregó Gómez Sánchez.

La familia de la pequeña reconoció a estos dos individuos como vecinos de su pueblo de origen, en el estado de Oaxaca. Los dos imputados fueron ingresados al Centro Preventivo y de Readaptación Social de Nezahualcóyotl, donde quedaron vinculados a proceso por el delito de secuestro.

Por otro lado, el 16 de noviembre pasado fue iniciada una denuncia en Cuautitlán Izcalli, por los familiares de un joven de 17 años, el cual presuntamente había sido privado de la libertad por dos sujetos, los cuales habían realizado una exigencia económica a la familia, a cambio de la libertad del adolescente.

Con la información recabada y el trabajo de inteligencia realizado, se logró identificar un vehículo compacto color dorado, el cual presuntamente era utilizado por los secuestradores, mismo que fue localizado cuando circulaba por la zona de la colonia San Antonio Someyucan, en el municipio de Naucalpan, tras marcarle el alto a la unidad, fue asegurado José Víctor “N”, de 27 años, cuando pretendía darse a la fuga, y dentro del vehículo, en el asiento trasero, fue encontrado el joven secuestrado.