TEOTIHUACÁN, EDOMEX, 21 DE NOVIEMBRE DE 2016.- En el año de 1988 el presidente de la república, Miguel de la Madrid Hurtado,  publicó en el diario oficial de la federación el decreto en el  que se declara Zona de Monumentos Arqueológicos el área conocida como Teotihuacán; la cual restringe las construcciones o modificaciones de casas ubicadas en estos lugares.

El ex presidente municipal de San Martín de las Pirámides, Francisco Corona Monterubio, mencionó que hace varios años la introducción de servicios públicos se vio afectada, debido a que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), no permitió las obras con el argumento que se afectaban el patrimonio cultural.

El ex edil comentó que la promulgación de este decreto tiene ciertas desventajas, restringen a las personas que viven en la cabecera municipal la remodelación o construcción de sus viviendas, ya que la mayor parte de esta zona está dentro del área “A”.

“Las personas que tiene su casa cerca de la zona, ni pensar que puedan levantar una barda, hacer un cuarto, hay limitaciones en materia de construcción, no nos oponemos aceptar los lineamientos, lo que podemos hacer es que en coordinación conservemos y estudiemos los vestigios arqueológicos que se encuentran debajo de nuestras construcciones”.

El decreto divide el área “A” o central de Monumentos Arqueológicos, conformada por 263 hectáreas y protegida desde 1964.

El área B” o ampliada de Monumentos Arqueológicos, no permiten las construcciones ni llevara a cabo ampliaciones a las existentes.

Mientras tanto en la “C”, de Protección General se pueden realizar las construcciones con la autorización del INAH.

Por esta razón los Barrios de San Juan Evangelista, de la Purificación, Puxtla, ejidos de Purificación, San Lorenzo, San Juan Teotihuacan, y las comunidades de San Lorenzo Tlaniminolpa, San Sebastián Xolalpan, San Francisco Mazapa y Santa María Coatlan, tiene un rezago en la dotación de servicios desde hace varios años.