TOLUCA, Edoméx., 2 de noviembre del 2016.- Personas de entre 35 y 94 años de edad podrían mejorar su calidad de vida con el impuesto que se va a generar en las bebidas azucaradas, dicho beneficio se verá reflejado en la disminución de pacientes con diabetes y con problemas cerebrovasculares.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Salud Pública y la Universidad de California, la prevención de diabetes podría alcanzar una cifra de 189 mil 300 casos y la prevención de 20 mil 400 problemas de infartos, así como complicaciones cerebrovasculares.

En diez años se estima que disminuyan los índices de casos de diabetes y cerebrovasculares.

El investigador del INSP, Simón Barquera, señaló que el impuesto al consumo de refrescos y bebidas azucaradas ha reducido el consumo en México.

Agregó que casi tres cuartas partes de la población de adultos en territorio nacional padece obesidad o sobrepeso, además de que el padecimiento de diabetes es uno de los más altos en el mundo.