TOLUCA, Edoméx., 22 de noviembre de 2016.- Dos intervenciones en un periodo de siete meses registra el distribuidor vial ubicado en las inmediaciones de boulevard Aeropuerto y la vía López Portillo, luego de que su cinta asfáltica registró grandes baches a causa, presumiblemente, del intenso flujo de vehículos pesados que pasan por sus ejes “brazos” y la mala calidad de los materiales con el que fue construido.

Los trabajos de reparación en el distribuidor vial que fue promesa de campaña (el número 258) del hoy presidente de la república Enrique Peña Nieto, edificación que se prolongó por casi dos años ya que concluyó en abril del presente año, iniciaron desde el pasado fin de semana.

“Efectivamente había baches, por eso se tiene que tapar el bache; se rompe la varilla, se unen los pedazos (de varilla), con la plancha (de varilla) que esta abajo y luego se pone concreto”, explicó uno de los trabajadores que participa en la compostura de la obra.

Los trabajos se prolongarán durante los próximos tres días, periodo de tiempo que permanecerá cerrado a la circulación uno de los dos carriles en el eje (brazo) que comunica a los automovilistas provenientes del municipio de Xonacatlán en dirección a la ciudad de Toluca.

De acuerdo a versiones de los trabajadores, hasta el momento tienen detectados tres baches de considerables dimensiones, por lo que la intervención se realiza en igual número de intersecciones (estructuras-ballenas) del eje que registra problemas.