Ecatepec, Méx.- 3 de mayo 2020.- A pesar de las advertencias sobre la Fase 3 y el riesgo de propagación del coronavirus, ciudadanos se reúnen y desacatan las medidas de sanidad en Ecatepec, uno de los municipios que registra más contagios en el país.
Ante esta situación, autoridades municipales suspendieron tres fiestas la noche de este sábado, en las que familiares y grupos de personas se reunieron sin acatar las disposiciones sanitarias, además de que algunos asistentes ingerían bebidas alcohólicas. También fue suspendido un bar que permanecía abierto pese a las disposiciones.
El alcalde Fernando Vilchis Contreras informó que durante la Fase 3 de la emergencia sanitaria el gobierno municipal endurecerá las medidas para prevenir contagios de coronavirus, por lo que implementa operativos permanentes para evitar concentraciones de personas en las que pudiera existir riesgo de contagio.
Derivado de una denuncia ciudadana, la tarde del sábado fue desmantelada una fiesta infantil en la que cerca de 10 adultos convivían al interior de una carpa, mientras que varios niños jugaban en una pequeña alberca y un trampolín, en el fraccionamiento Asa.
Debido a que ninguno de los asistentes al festejo contaba con la protección mínima para prevenir contagios y al no ser una actividad esencial, personal de Protección Civil y Bomberos de Ecatepec solicitó suspender la fiesta y retirar las lonas y juegos utilizados para la celebración.
También la noche del sábado fueros dispersados los asistentes de otras dos fiestas que se celebraban en domicilios ubicados en las colonias Alborada de Aragón y Polígono 1, donde se constató que cerca de una veintena de personas en ambos lugares ingerían bebidas alcohólicas y no contaban con medidas sanitarias para prevenir contagios.
Durante el operativo, en el que intervino personal de las direcciones de Protección Civil, Desarrollo Económico y Desarrollo Urbano, fueron suspendidos un bar denominado “El Barbón”, ubicado en Santa María Chiconautla, y una vinatería de la colonia Sauces 1, los cuales operaban sin contar con las licencias pertinentes, donde además se encontró a personas ingiriendo bebidas embriagantes.