TOLUCA, Edoméx., 23 de octubre del 2016.- El “convetur” por el estado de México ha sido una grata experiencia para el grupo ensamble de música antigua “Ditirambo”, Aura Martínez, clavecinista y directora artística de estos jóvenes mexiquenses dedicados al rescate y difusión de este género musical, quienes acuden con patrocinio de la Universidad Autónoma del estado de México a festivales y eventos culturales de la entidad, además de realizar giras en otros países.

Algo curioso y satisfactorio para este grupo de músicos mexiquenses es la interconexión que logran con el público más allá de la música, pues la gente queda asombrada no solo por las interpretaciones, también quedan atrapados por los instrumentos, termina el concierto y se acercan a preguntar por ellos, tocarlos y tomarles fotos, es algo interesante, dijo, como ocurrió esta ocasión en Sultepec, donde ofrecieron un concierto para celebrar el primer año del Colectivo Cultural Codorniz.

Sus presentaciones aunque en México no son de gran público, si logran el objetivo de difundir  la música barroca, principalmente el repertorio de autores mexicanos, ese es el objetivo principal del grupo, dijo, y ahora lo hacen con esta modalidad temática de presentarse en conventos del estado de México, por eso le llamaron el Conventur, y les agrada ver cómo la gente queda fascinada con esta música,  empiezan con muy poca gente “poco a poco se llena el auditorio, parece que se llaman”, y lo mejor se quedan hasta que finaliza, justo es el propósito, difundir este otro tipo de muisca.

La UAEMEX se encarga de sufragar los gastos, el traslado de instrumentos que es lo más complicado y también determinan que parte del elenco acudirá, no siempre van los once; también se decide el programa a presentar, tienen repertorios muy interesantes como “el Mole” de música mexicana y “El cacao” una interesante fusión de culturas musicales afroamericanas, con influencia portuguesa y náhuatl.

Este grupo se ha presentado con éxito en Canadá, Escocia, Costa Rica, Portugal, entre otros, donde han llevado con orgullo la música del periodo barroco, dándole énfasis a los autores mexicanos, interpretados ahora por estos once músicos mexiquenses, quienes desde el 2003 conformaron este proyecto independiente de investigación histórica, rescate de técnicas interpretativas y partituras originales, y ejecución musical del periodo del renacimiento europeo y virreinato mexicano.