TOLUCA, Edoméx., 28 de noviembre de 2016.- Nueve años y siete meses es el lapso de tiempo que ha pasado desde que el 24 de abril de 2007, se le comunicó a la empresa Constructora Teya (forma parte de Grupo Higa) que había ganado la concesión por treinta años del proyecto carretero Toluca-Naucalpan. Su tarea consiste en edificar y posteriormente administrar-cobrar el acceso a la vía, pero desde ese entonces el proyecto no ha sido concluido, entre otras cosas (presupuestales) porque el trazo carretero pasa por tierras ejidales que desencadenaron juicios de amparo, los cuales no han concluido.

A partir de esa fecha el referido grupo empresarial (que desde entonces empezó a ganar los principales proyectos carreteros en la entidad) inició la edificación de los cuatro carriles (dos por sentido) de la autopista que se extenderá a lo largo de 39 kilómetros, desde el municipio de Naucalpan hasta Lerma-Toluca.

La obra que en teoría se le entregó a Constructora Teya por haber presentado un novedoso trazo, los mejores costos y de peaje, así como tiempo de edificación, no ha sido concluida. En un principio el proyecto involucraba una inversión de mil 449.5 millones de pesos, así como un aforo vehicular estimado en 7 mil 400 unidades por día.

De acuerdo a la acta relativa al Acto de Emisión del Fallo, emitida el 24 de abril del 2007 por el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM), instancia adscrita a la Secretaría de Comunicaciones del GEM, la construcción, explotación, operación, conservación y mantenimiento de la autopista Toluca-Naucalpan, se le otorgó a Constructora Teya que forma parte de Grupo Higa, porque su proyecto era el que más convenía para los intereses del gobierno estatal por los conceptos antes señalados.

“La Secretaría de Comunicaciones ha decidido aceptar la propuesta presentada por la empresa Constructora Teya, S. A. de C.V., en su versión alternativa, ya que, en su conjunto, resulta ser la más conveniente para los intereses del Gobierno del Estado de México, pues no sólo mejora la propuesta básica, sino que propone un trazo alternativo en su totalidad diferente a la propuesta original de concurso”.

Precisa el Acta del Fallo firmada por el entonces secretario de Comunicaciones estatal, Gerardo Ruíz Esparza, actual titular del ramo a nivel federal y Manuel Ortiz García, que en el 2007 estaba al frente de SAASCAEM.

“Así mismo, debe hacerse notar que la tarifa propuesta (de peaje) por la empresa Constructora Teya, S.A de C.V., al resultar ser la más baja de todas las propuestas, dará mayor accesibilidad al uso de la autopista, lo que repercute en beneficio del interés social”, esgrimió Ruiz Esparza y su equipo de (diez) colaboradores la tarde del 24 de abril del 2007.

Los funcionarios mexiquenses subrayaron en el documento del Fallo que algunos otros elementos evaluados para inclinarse a favor de Constructora Teya, fue que su proyecto contempla un plazo de dos años para concluir la obra, esto último implicaría que la empresa de Grupo Higa tiene un retraso de seis años y el GEM no ha hecho pública la emisión de alguna sanción o multa por el atraso.

“El plazo ofertado de treinta años, la contraprestación al GEM en especie por la cantidad de 175 millones de pesos y el plazo de ejecución de la obra de 24 meses, se consideran aceptables tomando en cuenta la inversión, los costos futuros de mejoramiento y mantenimiento, así como las proyecciones financieras y operativas de la concesión”, argumento Ruíz Esparza