TLALMANALCO, Edoméx., 2 de noviembre de 2016.- En diez años no se dio el mantenimiento  a los 30 kilómetros de la red hidráulica que capta el agua que baja de las faldas del volcán Iztaccíhuatl, reconoció el alcalde Óscar Jiménez Rayón, al dar a conocer que en el 2017 se hará una inversión para limpiar las tuberías.

Indicó que los vecinos son los que por años se han dedicado a tener limpio esos canales que bajan de la parte alta para tener agua potable en sus domicilios.

El alcalde recordó que las tuberías que bajan del volcán Iztaccíhuatl tienen más de 100 años, incluso, en algunos tramos aún son de barro, por lo que se tienen que cambiar.
El agua que baja de los volcanes Iztaccihual y el Popocatépetl, abastece a pobladores de la región de Amecameca y Tlalmanalco.