CHALCO, Edoméx. a 28 de noviembre del 2016.- La denuncia de una balacera entre una banda local y militares en el pueblo de Santa Catarina Ayotzingo, no es atendida por autoridades ministeriales del Estado de México y por el alcalde Juan Manuel Carbajal Hernández, a pesar del temor de vecinos de que vuelva a repetirse la confrontación.

La banda de delincuentes conocida como «Los Fifis», son los que provocaron la balacera para huir de los militares y quienes tienen asustados a todos los pobladores.

Esa banda se «agarró a balazos» con elementos del ejército afuera del patio de la iglesia y del kiosko del pueblo, en donde fueron perseguidos por varias calles, sin mucho éxito, sólo «se escuchaba una gran cantidad de balazos».

Uno de los ciudadanos del pueblo de Ayotzingo, ubicado en el municipio de Chalco, explicó que esta banda formada por cerca de 10 personas son causantes de robos, asaltos y secuestros de habitantes de dicha localidad.

Incluso explicó, que el líder de la banda conocido como «Fifi», no pertenece al municipio, sino que viene de un pueblo llamado Tetelco, que forma parte de la Delegación Tlahuac ubicada en la Ciudad de México.

Explicó que esta mañana un grupo de vecinos se acercaron al Ministerio Público de Chalco para levantar una denuncia contra estos delincuentes y exigir seguridad para su comunidad, sin embargo, aseguraron que las autoridades de ese lugar » no les tomaron mucho interés».

Comentó que sólo les dijeron que podían hacer algo siempre y cuando estos sujetos fueran sorprendidos en el momento de cometer algún ilícito, y de ser así deben llamar a la patrulla que está asignada en el pueblo y ellos se encargarán de canalizarlos al Ministerio Público.

«Imagínense si se agarran a balazos con los militares que se espera uno» señaló uno de los vecinos.

Además, dijeron que intentaron hablar con el alcalde municipal Juan Manuel Carbajal, pero tampoco encontraron respuesta alguna.

Esta banda es acusada por los pobladores de realizar secuestros en la región, robar, vender droga y de hacer disturbios en las fiestas patronales; algunos de los nombres de ellos son Martín, «el Cadáver», » la Madrecita», entre otros.