ECATEPEC, Edoméx., 15 de diciembre del 2016.- En el 2017 podría haber freno para la industria automotriz, bienes de capital y agroalimentario de exportación porque el gobierno federal no ha dimensionado los problemas que se avecinan con la llegada de Donald Trump al gobierno de Estados Unidos, advirtió la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM).

“Pensamos que el gobierno en sus tres niveles, no está dimensionando adecuadamente los problemas económicos que se avecinan, estamos convencidos que debería de haber mayores recortes presupuestales y sobre todo, dejar de anteponer los intereses partidistas y electorales y priorizar los problemas económicos y sociales. Si México cae en una espiral inflacionaria y en una recesión prolongada, ya no habrá porque pelearse entre los políticos”, reveló el líder empresarial.

Apuntó que una de las preocupaciones para los industriales es que Donald Trump cumpla con la amenaza de deportar a inmigrantes mexicanos y que la renegociación del Tratado de Libre Comercio frene la exportación de autos, lo que afectará a casi un 15 por ciento de socios que pertenecen a este sector, y que fabrican llantas, rines, cristales y tela para asientos, entre otros.

La Unión destacó que el incremento de los precios energéticos como gasolina, diésel, gas y electricidad, así como la devaluación del peso contra el dólar ha generado presiones inflacionarias. El Índice de Precios al Consumidor (INPC) en los últimos 12 meses ha variado de 2.1 a 3.3 por ciento y el Índice de Precios al Productor ha variado de 2.8 a 7.9 por ciento, lo que representa una variación del 182 por ciento, lo que refleja que las empresas están absorbiendo el incremento de costos; situación que frena la inversión y por ende la contratación.

“Al haber menor demanda esperada y al mismo tiempo inflación, podríamos esperar un proceso de estanflación, lo que significa inflación con recesión, que es la peor combinación que se pueda dar en una economía”, dijo el representante industrial.

Entre las principales acciones que debe tomar el gobierno federal para mejorar el panorama económico es realizar un nuevo recorte al gasto público por otros 500 mil millones de pesos, para evitar que la inflación se dispare, pero este ajuste debe hacerse en el gasto corriente, no en áreas como Educación, Cultura y Salud.

Cuevas Dobarganes apuntó que es necesario que el gobierno mexicano disponga de un grupo de expertos para renegociar el TLC de una forma justa con el gobierno de Trump, mientras que debe replantear si es importante que entre al Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), en caso de que Estados Unidos no permanezca en él.

Para la Unión también es fundamental que el gobierno se enfoque en combatir el crimen y poner un alto al contrabando tanto de importación y exportación, pues hay muchos productos que entran de Malasia, Indonesia, China, Filipinas, Hong Kong por el puerto de Manzanillo, Lázaro Cárdenas y Veracruz.