TOLUCA, Edomex., 21 de noviembre de 2013.- Ante las condiciones climatológicas imperantes en la entidad por los frentes fríos, la delegación de la Cruz Roja en el Estado de México inició, antes de lo previsto, el operativo invernal que tendrá como principal objetivo monitorear a diario los puntos en los cuales se registra el mayor descenso de temperatura, es el caso de la zona de los volcanes y áreas serranas de la entidad, informó el coordinador de Socorro de esa institución, Ricardo Compean Armendáriz.
Dichas acciones comenzaron este mes y concluirán en marzo próximo, y tienen la intención de proteger a los habitantes de la región oriente, norte y del valle de Toluca, puesto que son las que más padecen el frío.
Compean Armendáriz precisó que se tiene especial atención en la zona Izta-Popo, que comprende a los municipios de Amecameca, Chalco y Valle de Chalco, además de Nezahualcóyotl.
En tanto que, al norte de la entidad, se trabaja en el área serrana de Atlacomulco, así como en las demarcaciones de El Oro y San Felipe del Progreso, y en el Valle de Toluca se pondrá especial énfasis en Lerma, Zinacantepec y la capital del Estado de México, pues se trata de demarcaciones en donde el termómetro tiende a disminuir considerablemente.
“Nos adelantamos en la aplicación del operativo invernal por el paso de los fenómenos meteorológicos, pese a que aún no termina el de lluvias”, expresó.
Mencionó que en esas acciones contra el frío laboran 450 Técnicos de Urgencias Médicas (TUM), se dispone además de139 ambulancias, que monitorean de manera constante las zonas referidas consideradas como de alto riesgo, aunque en los registros históricos de esa institución las nevadas o la caída de agua nieve en la entidad se presentan a lo largo de los meses de enero a marzo.
Por otra parte, durante este periodo del año, recomendó a la ciudadanía a conducir con precaución, debido a que se ha registrado bancos de niebla, es importante reducir la velocidad y en caso de salir a carretera, revisar su vehículo, no manejar bajo los influjos del alcohol y otras sustancias.
De igual forma, a los pobladores de comunidades frías evitar intoxicaciones por monóxido de carbono al no prender fogones durante la noche.