TOLUCA, Edomex., 9 de diciembre de 2013.- Por los densos bancos de niebla registrados en la presente temporada invernal, el descenso de aeronaves al Aeropuerto Internacional de la ciudad está registrando afectaciones entre 3 y 4 días a la semana, e incluso algunos vuelos provenientes de la zona norte del país se han cancelado.

Gabriel Betancourt García Moreno, director  general del Aeropuerto “Adolfo López Mateos”, explicó que aunque el inmueble aeroportuario de Toluca cuenta con ILS CAT III, es decir Sistema (electrónico) de aterrizaje por instrumentos, sólo aproximadamente 30 por ciento de las aeronaves que arriban al inmueble, cuentan con los instrumentos necesarios para realizar la maniobra y sus operadores están debidamente capacitados.

El director del Aeropuerto recordó que el sistema ILS CAT III permite a los pilotos, en casos de poca visibilidad, poner su sistema en automático y la torre de control baja las aeronaves de forma segura.

García Moreno precisó  que el Aeropuerto de Toluca cuenta con sistema ILS Categoria III, eso quiere decir, explicó, que “tenemos la posibilidad de hacer operaciones en condiciones de muy baja visibilidad, sin embargo no todas las líneas aéreas tienen capacitados a los pilotos o tienen el equipo en los aviones para operar con este sistema”, precisó.

Comentó que aquellos pilotos y empresas que toman la decisión de operar a través del ILS, están avalando que los pilotos ya no hagan nada en los aviones y, la torre de control, a través de instrumentos, los bajamos, pero “si las aeronaves no tienen el equipo para conectarse con el Aeropuerto de Toluca o si los pilotos no están capacitados”, no se puede realizar la maniobra alguna, puntualizó.

Reconoció que a causa de la neblina hay entre 4 y 5 afectaciones por día, lo que está generando demoras en las llegadas que se registran a partir de las seis de la mañana.

“El ILS cat III es un sistema de aterrizaje por instrumentos, donde los equipos y sistemas del aeropuerto instalados para este fin se “conectan” con la aeronave y a través de radioayudas la aeronave queda “anclada” al sistema y es guiada con precisión hacia el eje de la pista (piloto automático). Este tipo de aterrizajes de gran exactitud son necesarios cuando las condiciones meteorológicas no permiten al piloto ver la pista hasta que el tren de aterrizaje hace contacto con ella”, se precisa en la página electrónica del Aeropuerto de Toluca.