METEPEC, Edomex, 25 de diciembre 2013.- Susana Bianconi, arquitecta y docente en la Facultad de Arquitectura y Diseño, nos cuenta sobre un proyecto interesante y realmente sustentable: Las azoteas verdes o techos naturados.

No representan un gasto, van a mantener la temperatura adecuada en la casa o edificio, porque la tierra es aislante, por añadidura se contará con confort climático, señaló.

Define esto como una estrategia contemporánea para devolver la naturaleza a lo que la arquitectura le roba cuando finca, es decir lo que se deteriora cuando se construye y ocupa una huella natural del suelo, se puede reponer encima de las construcciones creando un tipo de entorno verde en el techo.

La docente señaló que es una moda y no es mala, por el contrario es de gran utilidad, sobre todo para lograr que las construcciones que cuenten con azoteas planas puedan tener vegetación, con esto el techo en vez de calentar la atmósfera emitiendo calor superficial, la  plataforma tenga una superficie que parezca pasto nativo.

Afirmó que puede ser muy sofisticado o muy simple además de económico, la idea es poner un suelo ligero y dejar que simplemente se convierta en un terreno de naturaleza propia, además se pueden colocar flores que adornen, plantas suculentas que absorben agua en época de lluvias y no requieren riego en épocas de sequía.