TOLUCA, Edomex., 15 de diciembre de 2013.- Elementos del Ejército y la Marina, así como de la Policía Federal (PF), patrullan los principales parajes y carreteras que limitan con el estado de Michoacán, en una nueva estrategia para “blindar” la frontera con ese estado y contrarrestar la ola de violencia que lo afecta.

La secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC), Rocío Alonso, indicó que la medida inició recientemente para mantener una estrecha vigilancia en los linderos con Michoacán, a la vez de declinar revelar los puntos que son más vigilados por cuestión de estrategia, señaló el Universal en su portal.

Se trata de patrullajes, retenes y operativos coordinados con autoridades federales para la detección de tráfico de armas y enervantes.

La funcionaria estatal no descartó que la presencia de grupos delincuenciales que operan en la vecina entidad pudieran contaminar el Estado México, por lo cual se acordó estrechar la vigilancia en los límites con Michoacán, donde en las últimas semanas se han registrado hechos delictivos.

“Definitivamente sí nos vemos afectados por la violencia que se ha dado en Michoacán, tenemos que blindar al Estado de México, parte de lo que se ha recrudecido aquí es precisamente por lo que está ocurriendo en esa entidad”, explicó.

La funcionaria dijo que la problemática delincuencial que se registra en municipios michoacanos cercanos a territorio mexiquense sí puede afectar al Estado de México, por lo que se decidió “sellar sus fronteras”.

Vigilarán fiestas

El gobierno del Estado de México informó que 16 mil policías de la SSC y 26 mil municipales participarán en el operativo para vigilar las fiestas de fin de año.

Los operativos de vigilancia iniciaron el pasado 12 de diciembre con el apoyo de más de 2 mil 600 patrullas, tres helicópteros, tres todo terreno y en coordinación con autoridades federales.