NEZAHUALCÓYOTL, Edomex., 8 de diciembre de 2013.- Una empresa refresquera que organizó una caravana sobre el carril confinado del Mexibús obstaculizó el paso de las unidades y retrasó el destino de los usuarios que se movían de Nezahualcóyotl a Chimalhuacán, sin que ninguna autoridad agilizara la vialidad.

La empresa SITUSA reportó que hacia las 19:00 horas del sábado 7 se suspendió el servicio de las estaciones Lago de Chapala, López Mateos y Palacio, ya que la caravana estaba avanzando por el carril confinado, lo que estaba obligando al Mexibús a avanzar con lentitud.

Al llegar a Pantitlán, la marcha del Mexibús también se retenía por el paso de peatones, provocando un retraso de hasta 15 minutos para los autobuses, algunos usuarios se desesperaron ante la lentitud, sin embargo pasando el tramo de la avenida Chimalhuacán se normalizaba la circulación de las unidades.

La caravana Coca-Cola recorrió las avenidas Lázaro Cárdenas, Chimalhuacán hasta Adolfo López Mateos para llegar a Zaragoza, causando problemas viales, pero también llevando un mensaje navideño a los habitantes de Nezahualcóyotl.