VALLE DE CHALCO, Edomex., 10 de diciembre de 2013.- El recuerdo del extinto papa Juan Pablo II está muy arraigado en este municipio, debido a que con su visita fue levantada la catedral de San Juan Diego en donde sigue en pie un enorme roble que fuera plantado por su santidad Juan Pablo II.

Y como es natural, el recinto dedicado a este personaje indígena que tiene que ver mucho con la Virgen de Guadalupe no podía ser la excepción para estar de fiesta el 12 de diciembre.

Por tal motivo, la Diócesis de Valle de Chalco preparó un amplio programa de festejos religiosos que tendrán su máximo apogeo el jueves 12 de diciembre con la representación de las apariciones de la Virgen en la tilma del humilde Juan Diego.

Las celebraciones continuarán hasta el sábado 14 con la realización de múltiples actividades que encabezarán los presbíteros de la Catedral.

El edificio de la iglesia de San Juan Diego se encuentra en los predios que recorrió Juan Pablo durante sus dos visitas y la gente de Valle de Chalco recuerda con cariño al papa peregrino que, dicen, quiso mucho a esta tierra.