LOS REYES LA PAZ, Edomex., 22 de noviembre de 2013.- Ante los secuestros, robos y extorsiones que en los últimos tres meses se han registrado en este municipio, comerciantes establecidos, semifijos y tianguistas tuvieron que cerrar sus establecimientos.

Locatarios de la zona señalaron que pese a las denuncias contra la delincuencia, no se ha actuado para dar mayor seguridad y prevenir el delito.

Uno de los denunciantes es el propietario de salones de fiestas tanto en La Paz como en Nezahualcóyotl, quien aseguró que en estos momentos ha recibido la notificación de tres empresarios -dos de venta de materiales y uno más de vehículos usados- quienes se encuentran privados de su libertad, por los cuales sus plagiarios exigen hasta 10 millones de pesos.

Explicó que desde hace más de seis meses solicitaron el apoyo de la Policía Federal y el Ejército, pero éstos dijeron que no podían hacer nada, mientras que a la Policía Ministerial, Policía Estatal y Policía Municipal les dijeron que “el personal es insuficiente para colocar vigilancia a cada uno de los vendedores”, afirmó el declarante.

Los dueños de los negocios han recibido escritos de que paguen al crimen organizado “la renta”, con cantidades que oscilan entre los mil a 3 mil pesos por mes, sin embargo al negarse son amedrentados con señalar que están siendo vigilados y que conocen a los familiares, parientes y amigos más cercanos y que en ellos recaerá la violencia o venganza.

“En cinco ocasiones he cambiado de casa, dos en Nezahualcóyotl, una en Texcoco y dos en La Paz, pero los criminales siempre dan conmigo, incluso a mis tres hijos los he enviado a distintos puntos del país (…) pero los delincuentes siempre aseguran saber dónde están”, declaró.