VALLE DE CHALCO, Edomex., 1 de diciembre de 2013.- A un año de mandato, el edil de Valle de Chalco Solidaridad, Jesús Sánchez Isidoro, no ha concretado sus sueños de llevar a su municipio a la transformación que pensó como candidato y se encuentra impedido para actuar, gracias a sus compromisos políticos que le costaron llegar a la silla que ocupa. Todo comenzó el año electoral pasado cuando el ahora edil de corazón priista con bandera amarilla, llegó al escenario político para participar como candidato a la alcaldía compitiendo contra un “viejo lobo de mar”, el candidato priista Miguel Ángel Luna Munguía.

La competencia electoral arrancó por un lado con un personaje convertido de tricolor a político amarillo, el doctor Jesús Sánchez, hombre de carisma y quizá de poca malicia para enfrentarse a sus oponentes en una elección. Por otro lado, Luna Munguía, ex edil de Valle de Chalco, ex diputado local y personaje aborrecible, incluso por sus propios correligionarios que hicieron de todo para que éste no llegara al lugar que hoy ocupa Jesús Sánchez.

En medio de los dos, fue pieza clave la participación del ex alcalde Luis Enrique Martínez, hoy diputado local y compadre de Luna Munguía a quien le puso la zancadilla para que no llegara de nueva cuenta a la alcaldía. El desenlace del dos de julio de 2012, culminó con el aplastamiento de la ola roja de Miguel Ángel Luna por sus propios correligionarios del grupo de Martínez Ventura que se disfrazaron de amarillo para darle el triunfo a Jesús Sánchez.

Como resultado de dicha elección salió a flote el pago de facturas que consistía básicamente en la herencia de cargos públicos importantes del actual ayuntamiento que están en manos de priistas, incluyendo a gente que participó apoyando la candidatura de Miguel Ángel Luna. Una nómina rebasada integrada con priistas y perredistas, un cabildo dividido y el abuso de poder de algunos funcionarios como es el caso del recientemente destituido secretario del ayuntamiento Adolfo Salinas; son factores los que han atado de manos al alcalde Jesús Sánchez Isidoro para cumplir con sus promesas de campaña.

Por si fuera poco, Jesús Sánchez contrajo compromisos con perredistas connotados como el ex edil Ramón Montalvo, que tiene posiciones en el ayuntamiento y también con el actual director de obras públicas Juan Manuel Arellano; ambos tienen a su “gente” en la nómina con salarios nada despreciables.

Por cierto se dice que Juan Manuel es el “suspirante” para relevar a Jesús Sánchez en 2015.

Irónicamente el gobierno municipal de Valle de Chalco lleva el emblema de la pasada administración de Enrique Martínez y el de “Transformando a Valle de Chalco” en color amarillo lo que se podría entender que el municipio es gobernado por priistas y perredistas.