NAUCALPAN, Edomex., 11 de Noviembre de 2013.- El secretario de Comunicaciones del gobierno estatal, Apolinar Mena Vargas, responsabilizó a los gobiernos municipales de otorgar los permisos para la colocación de los espectaculares en puentes peatonales y otras zonas, y dio a conocer que en las vías estatales existen 800 anuncios, de los cuales el 40% no paga impuestos y el 3% de ellos representan un riesgo para la población.

Ante la proliferación de espectaculares en puentes peatonales, carreteras y autopistas, el secretario del ramo anunció que se presentará una iniciativa de ley para normar la colocación de anuncios publicitarios y evitar la contaminación visual.

Aseguró que se encuentra cerrada la ventanilla en la dependencia donde se aprueba la colocación de anuncios y señaló a los ayuntamientos como responsables de otorgar los permisos.

Abundó que con la iniciativa de ley, las empresas se tendrán que ceñir a la nueva normatividad técnica para poder colocar los espectaculares publicitarios y evitar desde el sobrepeso, hasta los materiales que se tienen que utilizar.

En el diseño de esta normatividad, dijo, estamos tomando la experiencia que se da en otras ciudades modernas y se trata de salvaguardar la seguridad de los ciudadanos.

Agregó que muchas empresas hábilmente colocan los letreros en los linderos de la jurisdicción municipal y estatal, como es el caso de las autopistas.

«Cuando checamos el derecho de vía están fuera de nuestra jurisdicción, entonces corresponde a la autoridad municipal, proceder», dijo.

Apolinar Mena reiteró que no se ha dado ningún permiso, porque se tiene cerrada la ventanilla que aprueba la colocación de estos letreros.

Por otro lado, automovilistas que a diario circulan sobre Periférico Norte, a la altura del municipio de Tlalnepantla, aseguran que algunos espectaculares que se montaron en la zona son peligrosos, pues obstruyen la visibilidad de las principales salidas de esta importante arteria vial.

«Alguien vio la oportunidad de hacer dinero colocando anuncios que distorsionan el entorno urbano y contaminan visualmente, además de que son un peligro para la seguridad vial, pues distraen a las personas», apuntaron los entrevistados.(a)