Luego de la recategorización del Nevado de Toluca a Área Natural Protegida de la Flora y la Fauna, se descarta la construcción de proyectos turísticos de alto impacto, «es un absurdo pensar en una pista de esquí y hoteles, es ilógico desde el punto de vista jurídico y sustantivo», afirmó el coordinador del Programa Especial para esa montaña, Ignacio Pichardo Pagaza, al dictar conferencia en el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de México.

Según datos del Sol de Toluca, el ex gobernador mexiquense consideró que el nuevo estatus del Xinantécatl se ha convertido en un tema polémico debido a la desinformación que existe alrededor, que algunas opiniones son «infundios por posiciones básicamente de carácter ideológico o político».

En el rubro de turismo, indicó que en esa zona, con la recategorización, se prevén proyectos turísticos sustentables de bajo impacto, es el caso de senderismo y se prohibió el uso de cuatrimotos, que causan daños.

Al otorgar un panorama sobre la situación del coloso, dijo es crítica, toda vez que son 100 años de explotación en la zona, en consecuencia, era necesario cambiar el marco jurídico, con el fin de blindar alrededor de 53 mil hectáreas al pasar de Parque Nacional a Área Natural Protegida.

Acompañado del presidente de ese organismo de profesionistas, Eduardo Roque, colegiados especialistas, empresarios y funcionarios públicos, descartó que con el mandato publicado el pasado primero de octubre, se podrá talar el bosque, por el contrario, se promoverá la silvicultura comercial en la subzona de amortiguamiento, ello pues, con los debidos estudios de impacto la Comisión Nacional de Áreas Protegidas.

Tampoco, se expropiarán las tierras ejidales, cuyo documento no toca ese régimen, por lo tanto, insistió en lo importante de informar a los diversos sectores de la población lo establecido en el decreto.

El especialista en temas ambientales detalló que la situación actual del Xinantécatl, en la cuota de los tres mil metros hacia arriba, el «enemigo número uno» ha sido el cambio de uso de suelo.

En esa zona, agregó, se aprecia un envejecimiento del bosque, pese a que no se ha perdido la masa forestal, las plagas son un problema.

Antes de la recategorización, especialistas de la UAEM y de la UNAM llevaron a cabo el Estudio Previo Justificativo para determinar lo más idóneo para el coloso, refirió.

Con el decreto actual, se frenará el deterioro del Nevado de Toluca, y reconvertirlo no será de un día para otro, «nos tomará uno o dos generaciones», declaró.