TEOTIHUACÁN, Edomex., 30 de diciembre de 2013.- La fabricación de artesanías de obsidiana ha disminuido en un 60 por ciento, debido a que los artesanos ya no se dedican a esta actividad por falta de créditos y estímulos.

De los 600 talleres que se encontraban instalados en Teotihuacán, en la actualidad se tienen registrados, por parte del Ayuntamiento, sólo 280 productores.

Por este motivo uno de los oficios legendarios en las comunidades de esta región está a punto de desaparecer, por falta de apoyo de las autoridades estatales y locales que incentiven la fabricación de artesanías típicas de la zona.

Las piezas de obsidiana típicas de la región pueden desaparecer debido a que cientos de familias buscan otra forma de subsistir, ya que este oficio no es redituable en la actualidad, y en algunos casos prefieren que sus hijos se dediquen a otra actividad.

Agapito Hernández Nieto mencionó que entre los artesanos existe cierto desencanto, ya que no hay apoyos para que se expanda esta actividad, y la mayoría de las personas que se dedicaban a la artesanía, se han ido a trabajar a las fábricas ubicadas en el área conurbana.