ZONA ORIENTE, Edomex.,  23 de diciembre de 2013.- De julio a octubre del año que concluye, fue sin duda el lapso de la peor de las pesadillas para los transportistas de la región de los volcanes que se vieron acosados por el crimen organizado.
En el mes de agosto ocurrieron varios sucesos que estremecieron a choferes de la ruta 41 de combis que eran asaltados con frecuencia con todo y pasaje, ese mismo mes fue asesinado uno de los choferes sobre la carretera México-Cuautla.
Por esas mismas fechas fue asesinado también Florentino Palacios Sánchez dirigente de la ruta 61 en el interior de su oficina, dicho personaje ya había recibido amenazas de un grupo delictivo que lo condicionaba a pagar una renta semanal de todas las unidades de su organización.
El 30 de septiembre, Marco Rafael Duran ex regidor de Ayapango fue asesinado cuando conducía un vehículo de la ruta 70, su cuerpo fue encontrado en el vehículo en el municipio de Tenango del Aire.
Mientras tanto choferes de la ruta 61 denunciaron a Valentín Martínez González que obligaba a los transportistas a pagarle una cuota quincenal de 500 a 700 pesos.
En Amecaneca choferes de los camiones Urbanos de Amecameca eran asaltados con frecuencia por los mismos ladrones que viajaban en una camioneta blanca Econoline.

Nada garantiza la seguridad a los transportistas y sus pasajeros ya que la ola de violencia en contra de los derroteros de la zona de los volcanes, disminuyó en los meses de noviembre y diciembre, pero nada es seguro para ellos ya que señalan que no prefieren abundar sobre el tema, pues sólo con la ayuda de las autoridades municipales y estatales así como la entrada del ejército, les devolvería la confianza para trabajar con tranquilidad, toda vez que los choferes se encuentran en la mira de sus victimarios que pueden atacar en escalada en cualquier momento.
Ninguna autoridad tiene a ciencia cierta cuantos asaltos ocurren a la semana o al mes a unidades del transporte público, lo mismo ocurre con estadísticas sobre accidentes de vehículos con pasaje.

Viajar a la región de los volcanes en autobuses de la ruta Cristóbal Colón y Autobuses Sur, podría ser un poco más seguro para las personas, sólo que estas unidades hacen paradas exclusivas y corren nada más del Distrito Federal a Cuautla Morelos y a la inversa haciendo escala en la central camionera de Amecameca, pero otro factor en contra es que el pasaje es más caro.
Por cierto que los accidentes con unidades de la ruta Sur se vieron disminuidos cuando la empresa cambió unidades de más reciente modelo y al contratar a choferes capacitados por la empresa misma.
La zozobra de los usuarios de combis no se termina y la gente al igual que los operadores salen de sus casas con mucho miedo al considerar que la región se ha vuelto muy peligrosa en los últimos años y que los delincuentes tienen como blanco asaltar unidades de pasajeros que les reditúa ganancias y que decir de la delincuencia organizada que en cualquier momento puede reiniciar su hostigamiento en contra de los transportistas.