CHIMALHUACÁN, Edomex, 10 de diciembre de 2013.- En siete meses que tiene operando el mexibús III, ha tenido 10 accidentes menores, sólo el del pasado domingo fue más grave, afirmó Alejandro Reyes Valdez director de relaciones interinstitucionales.
Estableció que las 35 personas lesionadas fueron atendidas por Transred y la aseguradora, canalizándolos para  ser atendidas en hospitales cercanos en donde se informó que no fueron lesiones graves.
Alejandro Reyes confirmó que la noche del domingo, alrededor de las  20:30 horas, la unidad 033, conducida por Agustín Rodríguez Reyes que se dirigía de Chimalhuacán al Metro Pantitlán, donde sufrió un percance al perder el control y estrellarse contra la estación “Guerrero-Chimali”, en esta localidad.
Confirmó la versión de que  un vehículo de color negro se le atravesara de manera sorpresiva sobre el carril confinado y al percatarse el conductor tuvo que dar el “volantazo” y perder el control de la unidad.
“Al chofer se le atraviesa un vehículo, le da un cerrón, él quiere esquivarlo y al dar el volantazo golpea la guarnición y lo proyecta para el camellón. Lo que si tenemos cierto es que ya checamos la velocidad y era la permitida entre 40 y 45 kilómetros por hora haciendo el recorrido”.
Explicó que las lesiones que sufrieron los usuarios fueron algunos raspones, golpes y descalabradas que no ponen en riesgo su vida y que fueron atendidos de forma inmediata a través de la aseguradora quien pagó todos los gastos médicos de los heridos. Dijo que la mayoría de los lesionados inclusive ya le otorgaron el perdón tanto al conductor Agustín Rodríguez Reyes como a la empresa, quien fue detenido por la Procuraduría General de Justicia del estado de México, quien realiza ya las investigaciones para deslindar responsabilidades.
El representante de la empresa hizo un llamado al gobierno del estado de México “para que se apliquen las infracciones y las multas, que se realicen programas para que la gente respete ya el carril confinado, porque queda demostrado y no lo digo yo, sino lo dicen los usuarios, hay mucha gente que vio que un vehículo le da un cerrón al autobús, entonces mientras las autoridades de tránsito no infraccionen y no busquen las formas para que ya no se invada el carril confinado y se respete, no veo la forma de que no se pueda suscitar un accidente”, concluyó.