La Secretaría del Transporte, en coordinación con las autoridades municipales, a través de los consejos consultivos, llevan a cabo un programa piloto de «carril confinado» en alrededor de 33 municipios de la entidad, en lugares en donde se presenta un mayor conflicto vial, con la finalidad de mejorar la imagen urbana.

El subsecretario de Operación del Transporte, Edmundo Ranero Barrera, informó que fue puesto en marcha en Tecámac, con excelentes resultados, al igual que en Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla, Atizapán, Toluca y Metepec para que el servicio público, así como los automovilistas, respeten el carril confinado.

Como programa piloto no se trata de una medida coercitiva para los transportistas, sino para que se respete la utilización de un solo carril, no sólo por parte de los operadores del transporte público, sino también de los particulares.

Dicha medida arrancó el mes pasado y se han ido sumando algunas demarcaciones, cuyo consejo ha determinado que la medida es buena para llevarla a cabo.

Ranero Barrera estimó que, de resultar favorable que tengan el programa piloto, podría formalmente impulsarse para enero próximo un carril confinado, sin embargo, eso dependerá del resultado en los municipios donde actualmente se lleva a cabo.

En ese sentido, refirió que en Tecámac ha sido éxito el carril confinado, pero sólo en el transporte público, pues en dicha demarcación el trabajo de la autoridad municipal, junto con el de la Secretaría del Transporte, ha sido muy efectivo.

Ranero Barrera insistió en que la medida adoptada no es para sancionar y al mismo tiempo se analiza su factibilidad tanto con los consejos, la autoridad municipal, la Secretaría del Transporte, la Secretaría de Comunicaciones y la Dirección de Vialidades.

La medida es para lograr una mejor imagen urbana y que no haya dificultad en cuanto a la movilidad, principalmente en las cabeceras municipales, en las zonas céntricas y comerciales.