Teotihuacán, Edomex.- Como resultado de los trabajos arqueológicos y de recuperación realizados en el  túnel localizado al interior de la pirámide de Quetzalcóatl, en la zona arqueológica de Teotihuacán, se han localizado  dos petates que datan del año 100 d. C., así como vasijas, cuchillos y otras ofrendas.

De acuerdo con información publicada por diversos medios de circulación nacional, el descubrimiento de los petates, de un metro por 40 centímetros y de 30 por 40 centímetros, respectivamente, fue realizado como parte del “Proyecto Tlalocan: Camino bajo la Tierra”, que está a cargo del arqueólogo Sergio Gómez Chávez.

El descubrimiento es considerado el único en su tipo, debido a que estos textiles además de estar elaborados de un tejido muy fino, se encuentran en un excelente estado de conservación, por lo que los arqueólogos aseguran que nunca se habían localizado otros con características similares.

“Seguramente los petates y las ofrendas están asociados a gobernantes de Teotihuacán”, aseguró Gómez Chávez, quien explicó también que estos y otros 50 objetos de cerámica, obsidiana y pedernal, fueron localizados a 52 metros de la entrada principal del túnel.

Además de los petates, en esta quinta etapa de excavación fue encontrada y recuperada otra ofrenda, compuesta por objetos de madera con incrustaciones de cristal, roca y jade.