Utilizando el arte y el deporte para inhibir conductas delictivas y adicciones, más de dos mil jóvenes se reunieron en el Deportivo La Lagunilla que se convirtió en un espacio en donde se dieron a conocer las diferentes expresiones de los muchachos.