TOLUCA, Edomex., 25 de noviembre de 2013.- El consumo de alcohol entre los mexiquenses inicia alrededor de los 11 o 12 años de edad, como consecuencia de la influencia de amistades, especialmente durante reuniones familiares, afirmó la investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México, Adriana Mendoza Mojica, quien resaltó que esta práctica es muy similar a la que ocurre en el ámbito nacional y es cada vez más normalizada como factor de integración social.

De acuerdo con información del periódico El Portal, la experta del Centro de Investigación en Ciencias Médicas (Cicmed) de la Autónoma mexiquense destacó que un estudio realizado a 460 alumnos de escuelas preparatorias de Tejupilco reveló que los eventos y reuniones son los escenarios idóneos para que ocurra el primer acercamiento a las bebidas embriagantes.

Abundó que cifras obtenidas por organizaciones de la salud en México revelan que 90 por ciento de la población mayor de 15 años consume alcohol y por cada 10 hombres hay cinco mujeres que lo toman en cantidades excesivas.

Adriana Mendoza Mojica subrayó que el consumo desmedido de alcohol representa una de las principales causas de desintegración familiar, genera aislamiento y bajo desempeño escolar; además, se encuentra asociada al ocio, la diversión y la modernidad.

Señaló la facilidad con la que un menor de edad tiene acceso a bebidas embriagantes, siendo los principales motivos para su consumo la curiosidad, reducir el estrés, desinhibirse, obtener placer, así como pertenecer a un grupo.

El consumo de bebidas alcohólicas, detalló, puede tener como consecuencia el deterioro de la salud mental y física, baja atención, incremento de los actos delictivos y menor productividad económica a futuro.

Adriana Mendoza Mojica reiteró que estos estudios revelan la creciente normalización del consumo de alcohol a edades cada vez más tempranas y que estas conductas son imitadas desde el seno familiar.