MELCHOR OCAMPO, Edomex., 25 de noviembre de 2013.- “Reconozco mi culpa”, confesó José Julián Sánchez García, de 20 años de edad. El joven habló balbuceante ante unos 300 habitantes de este municipio, que lo golpearon y amenazaron con linchar luego de sorprenderlo en el interior de una vivienda.

“Ya sabemos la historia”, gritó uno de los colonos ante la petición de policías municipales. La turba temía que si permitían la salida de la patrulla con el presunto delincuente, éste podría quedar libre en poco tiempo. El alcalde Isidro Rivas Juárez llegó al lugar, cuya presencia fue exigida por los inconformes.

José Julián tenía el rostro cubierto de sangre de la nariz para abajo. La playera desgarrada y también ensangrentada. Sus brazos estaban arañados. Alrededor de la patrulla algunos hombres caminaban con machetes y palos. Muchos gritaban y exigían justicia.

“Bájenlo, déjenlo aquí”, decían. El presunto ladrón yacía bocabajo en la caja de la patrulla, con las manos en la nuca. Unos cinco policías lo protegían a bordo de la unidad, estacionada en calle Vicente Guerrero, entre Hombres Ilustres y Ricardo Flores Magón, en el centro municipal.

En abril del 2012 habitantes de la calle Aquiles Serdán colocaron mantas con la leyenda “Si te agarramos te linchamos”, práctica que pronto se extendió en decenas de comunidades del estado de México.

A dos cuadras de Aquiles Serdán está la calle Ricardo Flores Magón, donde la mañana del pasado 23 de noviembre una mujer fue asesinada casi frente a su domicilio. José Julián intentó huir por las azoteas, pero fue alcanzado por los colonos, que accionaron sus alarmas vecinales.

“Hay muchos asaltos y el pueblo ya no aguanta”, gritaban los colonos.

Adolfo Vázquez, director de Seguridad Pública de Melchor Ocampo, relató que el presunto delincuente llevaba un cuchillo, cinco mil pesos y joyas diversas, que presuntamente robó en una vivienda de calle Flores Magón, cuyo propietario acudió a presentar la denuncia correspondiente.

“Soy el responsable de todo y aunque no me crean vengo solo. Soy el único responsable de mi vida”, repitió varias veces el supuesto delincuente.

José Julián, quien dijo que recientemente salió de un anexo, pidió a los colonos que le permitieran enjuagarse el rostro y ver a una mujer. “¿Te estás burlando?”, le gritó un hombre.

Colonos de Melchor Ocampo afirmaron que en el municipio se respira intranquilidad, debido a los frecuentes asaltos a casas habitación y en la vía pública.