Según la más reciente encuesta de Regus, el líder mundial en espacios de trabajo flexible, más de tres cuartas partes de los encuestados mexicanos creen que el trabajo flexible es una medida esencial para alcanzar una mayor productividad (78 por ciento). Este resultado confirma que en cualquier clima económico, particularmente en momentos de alta volatilidad mercantil, los negocios siguen revisando sus estrategias para alcanzar una mayor eficiencia y productividad.

Los expertos están de acuerdo en que la relación de ciertos factores pueden mejorar la productividad, tales como: trabajo flexible, trabajo en la nube, gestión del conocimiento, mejor comunicación, capacitación y medidas de salud, tales como ofrecer a los empleados la posibilidad de llegar al trabajo a pie o en bicicleta.

Esta encuesta, que sondeó la opinión de más de 20 mil ejecutivos senior y dueños de negocios en 95 países, profundizó en el tema del trabajo flexible y descubrió que los empresarios no solo creen que este sirva para mejorar la productividad mediante la reducción del espacio de oficina no utilizado y los tiempos de viaje hacia el trabajo, sino que también ayuda a los trabajadores a ser más eficientes. Por ejemplo, los encuestados indican que el trabajo flexible fomenta un mayor sentido de la responsabilidad e impulsa a una mayor creatividad y mejor toma de decisiones.

Otros resultados incluyen el hecho de que en México, el 80 por ciento de las personas cree que el trabajo flexible fomenta un mayor sentido de la responsabilidad y administración del tiempo. El trabajo flexible, agrega la encuesta, también mejora la calidad (74 por ciento) y velocidad (73 por ciento) de la toma de decisiones.