TEXCOCO, Edomex., 12 de diciembre de 2013.- El constitucionalista Miguel Carbonell expuso la Trascendencia de los Derechos Humanos y Reformas Constitucionales, en donde dejó plasmado que a partir del 2011 con las nuevas reformas se puede ir “hacia una nueva cultura de reconocimiento y respeto hacia los Derechos Humanos”.

Miguel Carbonell, acompañado por la presidenta Delfina Gómez Álvarez y el defensor de Derechos Humanos Municipal Adán Gordo Ramírez, explicó que los Derechos Humanos en México no dependen de que estén reconocidos en la Constitución o en las leyes, sino que se puedan exigir a través de un control de convencionalidad o del Principio Pro Persona para lograr su plena vigencia.

Para ello se requiere, entre otras cosas, lograr que abogados y jueces conozcan el texto, el sentido, el alcance y los fines de todas las normas que incorporan y reconocen derechos humanos, incluso en los tratados internacionales que México ha firmado y que están en el mismo rango de importancia acorde a la pirámide kelseniana, debido a que ambos, Constitución y Tratados Internacionales conforman el bloque de constitucionalidad para la defensa de los derechos humanos.

Durante la ponencia magistral afirmó que México ha firmado 173 tratados internacionales y que a partir de la reforma constitucional de 2011 y la tesis jurisprudencial donde la Suprema Corte de Justicia de la Nación reconoce que los tratados internacionales están al mismo nivel que la constitución federal, abre paso a poderosos instrumentos de defensa de derechos humanos e incluso abre una serie de panorámicas para litigar e iniciar defensa a través del amparo en temas como medio ambiente, agua, asentamientos humanos, etc.

La presidenta Delfina Gómez Álvarez reconoció la voluntad de las autoridades y de su gobierno para respetar y divulgar los Derechos Humanos, con el fin de que en todas las acciones del Ayuntamiento sea implícito el valor de las garantías como un asunto de igualdad y justicia para todos los texcocanos.