SAN JUAN TEOTIHUACÁN, Edomex. 28 de diciembre,- Para esta temporada de frío, conocedores de la medicina tradicional en San Juan Teotihuacán, Texcoco y Chalco principalmente, recomiendan los baños en temazcal, como se hace desde tiempos prehispánicos, para sanar el cuerpo y quitarse «el mal del frío».
El temazcal se usaba desde antes de la llegada de los españoles al Valle de México y era una conexión ritual entre los pueblos indígenas con el sol y la madre tierra, incluso, la forma del temazcal, es la forma de un vientre de una mujer.
Tan sólo en Chalco, por generaciones la familia de Cintia Martínez López, se han dedicado a los baños de temazcal en el pueblo de San Pablo Atlazalpan, donde llegan personas de diferentes partes del país, a disfrutar de un buen baño con vapor de leña y vapor que surge de piedras calientes.
Al igual, aún existen viejos temazcales en pueblos de Texcoco, San Juan Teotihuacán y Chalco, en cuyos lugares aún se preserva de meterse en grupo, sin importar el sexo o la edad, como acostumbraba los pueblos antiguos.
Cintia Martínez López,  dijo: “que a estos baños de la época prehispánica, llegan a purificarse del cuerpo, ya que contienen varias propiedades en el uso del vapor y las distintas plantas medicinales, hacen que la salud del cuerpo se recupere”.
Estableció que con el vapor de los Temazcales, se rejuvenece en general el cuerpo y la mente, mejora la circulación del cuerpo, purifica la piel, elimina el stress, tonifica el sistema nervioso, depura la vías respiratorios y el aparato digestivos y ayuda en los problemas óseos, musculares, ginecólogos y de obstetricia entre otros.
Mientras se bañan con el vapor del temazcal, pueden relajarse esto conducirá a una profunda meditación, el cual aligerarán los sentidos y empieza la curación de las personas que lleguen a este lugares que sólo se encuentran en pueblos antiguos como San Pablo Atlazalpan.