ECATEPEC, Edomex. 27 de diciembre de 2013.- A tres días de que circulara un video de policías de Ecatepec drogándose en un antro, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fijó su posición y exigió que se hagan público los exámenes de los mandos y toda la tropa municipal, para hacer «una purga» y limpiar a la corporación de uniformados adictos.

Osmar León Aquino, secretario general del PRD estatal, recordó la información que publicó recientemente QUADRATÍN Estado de México, en el sentido de que 200 policías habían desertado de la corporación para no presentar exámenes toxicológicos.

“Se debe predicar con el ejemplo, para que la ciudadanía sepa en manos de quiénes está la seguridad pública en todo el estado de México”, pidió al solitario que los mandos policiacos sean los primeros en hacer públicos sus exámenes.

Sobre todo, dijo, ahora con la llegada en Ecatepec de Gerardo López Arredondo, quien vino a ocupar el lugar de Carlos Ortega Carpinteyro, acusado de acoso sexual y  señalado por un sicario de mandar ejecutar a una mujer, lo cual lo llevó a ser internado en el Penal de Chiconautla y ser liberado posteriormente.

Existe la versión entre los mismos elementos mexiquenses, que hay quienes pagan para que otras personas, incluso ajenas a la corporación, presenten los exámenes toxicológicos, lo cual de resultar cierto, es más que preocupante, pues en manos de quiénes están los mexiquenses.

Esta versión y el hecho de que el elemento de la Dirección General de Seguridad Ciudadana captado en video ingiriendo bebidas y sustancias prohibidas, días antes aprobó el examen toxicológico, según dio a conocer el gobierno de Ecatepec, viene a reforzar esa versión.

Es de señalar que estos acontecimientos se dan precisamente en el municipio donde se registra al menos el 10 por ciento del total de delitos que se cometen  en todo el  territorio mexiquense.

León Aquino dijo que Ecatepec ocupa el primer lugar en feminicidios, donde al primer semestre del año sumaban  775 homicidios; además, repuntó el secuestro hasta en un 40 por ciento y hasta agosto ya se habían robado más de 4 mil 900 vehículos con y sin violencia.