TOLUCA, Edomex., 12 de diciembre de 2013.- Las condiciones tributarias a las que tendrán que enfrentarse los empresarios nacionales y los mexiquenses no son las más adecuadas, pues lo único previsible es que las empresas estarán perdiendo competitividad y será más difícil que lleguen nuevas inversiones al país.

Así lo consideró el presidente de la Coparmex mexiquense, Agustín Albarrán, quien indicó que las reformas que se han realizado una vez más están afectando sólo a los que ya de cualquier manera tributan.

Lo importante sería que ahora se incluyera al comercio informal en el pago de impuestos, pero una vez más sólo somos unos cuantos los que estamos pagando nuestros impuestos, aseveró.

El dirigente de los hombres y mujeres empresarios de la entidad consideró que mientras se siga gravando sólo a unos cuantos la economía no podrá responder a las necesidades del país y de la clase empresarial.

Señaló que a ellos, como generadores de empleos, les preocupan las condiciones poco favorables que se tienen pues esto no permitirá el tejer proyecciones de crecimiento en el siguiente año e incluso habrá que implementar medidas para que no se afecte la planta laboral que hoy se tiene.