CUAUTITLÁN IZCALLI, Edomex., 19 de noviembre de 2013.- El alcalde Karim Carvallo Delfín reconoció que policías municipales enfrentan problemas de salud, sobre todo obesidad y sobrepeso, e incluso 30 de ellos están al borde del paro respiratorio o cardiaco.

Agregó que estudios de laboratorio realizados a los uniformados revelaron que algunos presentan triglicéridos y colesterol elevados, por lo que actualmente están bajo control médico.

Mencionó que los policías municipales “tienen un nivel de tolerancia por la adrenalina, por los desvelos y aparte de ese nivel están por encima 30, que les pude dar un paro cardiaco, un paro respiratorio”.

Dijo que el gobierno municipal impulsa diversas acciones para corregir los problemas, entre ellas la inauguración de un gimnasio de la policía municipal, aunque los uniformados argumentan falta de tiempo para utilizarlo.

“Mis policías han respondido muy bien, cada problema que tenemos ahí están, no se raja mi policía, los he traído en un escenario muy difícil, pero se han portado al nivel de las circunstancias. Yo estoy muy orgulloso de mi policía, me falta mucho pero le estoy metiendo al tema”, dijo.

Carvallo Delfín reconoció que uno de los principales problemas de Cuautitlán Izcalli es la seguridad pública, razón por la que la policía debe ser mejorada.