ECATEPEC, Edomex., 2 de diciembre DE 2013.- Con el operativo policíaco que se realizó la semana pasada en la Curva del Diablo, se quedaron sin trabajo más de 300 hojalateros, mecánicos, gruyeros, pintores y arrendadores, ya que los 49 deshuesaderos y refaccionarías siguen aseguradas por el gobierno del Estado de México y el ayuntamiento de Ecatepec.
El pasado 27 de noviembre, más de dos mil efectivos de la SSC, la PGJEM,  Protección al Medio Ambiente y Protección Civil, así como personal del ayuntamiento de Ecatepec, entraron a las refaccionarías para clausurarlas temporalmente.
De las 11 personas detenidas, 10 fueron enviadas a los penales de Chiconautla y Bordo de Xochiaca en Nezahualcóyotl, para que sean procesado por robo de vehículos, ya que la PGJEM encontró 11 autos con reportes de robo.
Sin embargo, Sergio Emanuel Chávez Bravo, secretario general de «Alas por México», señaló que los detenidos eran trabajadores o dueños que llegaron a preguntar sobre el operativo o porque se encontraban trabajando en las refaccionarías y deshuesaderos.
«Cuatro de los detenidos pertenecen a un mismo local, que no se fueron cuando llegó el operativo, sino que se quedaron para mostrar su documentación, ya que ellos compran autos legalmente a las aseguradoras», expresó.
Informó que ante esta situación se metió una queja a la Comisión de Derechos Humanos en el Estado de México en los que incurrieron los funcionarios estatales, porque jamás presentaron alguna orden de cateo o de aprehensión.
Dijo que se quedaron sin empleo más de 300 personas, entre ellas un mecánico cuya herramienta se quedó encerrada, así como dos vehículos que estaba reparando y una lancha vieja, cuyos propietarios sólo esperan que retiren los sellos para recuperar sus bienes.