TOLUCA, Edomex., 6 de diciembre de 2013.- Con el Encuentro de Poetas “Por los Caminos de la Palabra y la Música”, en el cual participó la escritora Dolores Castro Varela, la Universidad Autónoma del Estado de México y la Embajada de Cuba en nuestro país rindieron homenaje al poeta José María Heredia y Heredia.

La directora del Centro Cultural Universitario “Casa de las Diligencias” –donde se llevó a cabo este evento-, Celina García Garduño, acompañada por el consejero cultural de la Embajada de Cuba, Fidel Antonio Orta, y el presidente de la Asociación “José María Heredia y Heredia”, Rafael Carralero, destacó que con la finalidad de  mantener viva la voz del último poeta neoclásico y primer romántico de Cuba, se organizó este homenaje a quien fue uno de los más significativos institutenses.

En su momento, la poeta mexicana y escritora de la generación de Rosario Castellanos, Dolores Castro Varela subrayó la importancia de Heredia como un escritor que pasó del Parnasianismo al Romanticismo y tuvo un papel importante en la capital mexiquense, al fungir como director del Instituto Científico y Literario y constituirse como una figura memorable.

García Garduño explicó que el encuentro de poetas se organizó con los que de manera constante y permanente mantienen la palabra viva en Toluca, como el Grupo TunAstral, el Centro Toluqueño de Escritores, el Grupo Urawa, entre otros, que aman la poesía, a quienes se les pidió convocaran a dos poetas para que hicieran la lectura de sus propias obras, en honor a la poesía, la palabra y José María Heredia y Heredia.

En su momento, el consejero cultural de la Embajada de Cuba, Fidel Antonio Orta, enfatizó que “es un privilegio que Toluca sea la capital del homenaje que se rinde a este poeta cubano, al que la propia vida trajo a esta tierra, en la que murió”.

Es gratificante, abundó, constatar que en esta ciudad se rinde culto a su memoria literaria; es un privilegio que siempre haya un movimiento alrededor de Heredia, que en su momento fue considerado poeta nacional de Cuba, el cantor del Niágara y el primer poeta romántico de América.

Que un grupo de poetas se reúna a leer poemas dedicados o no a Heredia, concluyó Fidel Antonio Orta, es una manera de homenajear a una persona que fundó y trazo un camino por el que de alguna manera, los poetas siguen caminando.