TOLUCA, Edomex., 28 de diciembre de 2013.- Con un gran despliegue policíaco, la dirección de gobierno, autoridades auxiliares, a través de la Unidad de Verificación Administrativa municipal, realizó un operativo en la zona Terminal-Mercado Juárez, como parte de sus acciones para limpiar la zona del ambulantaje, pero los comerciantes se resistieron a la reubicación.
Aproximadamente 60 verificadores y más de 100 elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) resguardaron todo el día la calle Iztaccíhuatl y los alrededores de la zona, para impedir que los vendedores ejercieran libremente su actividad, señaló el diario el sol de Toluca en su portal.
Los comerciantes, integrantes del Frente Amplio de Organizaciones Sociales (FAOS), denunciaron que durante la mañana, los uniformados trataron de decomisarles su mercancía, no obstante, lograron impedirlo, sin registrarse ningún tipo de agresión.
«No pretendemos violentar absolutamente nada. Pretendían llevarse la mercancía de comercios establecidos, de compañeros, pero la recuperamos», aseveró Julio César Palacios, líder del FAOS.
Argumentó también que con esta acción las autoridades municipales violaron un acuerdo celebrado el pasado 18 de diciembre, mediante el cual ambas partes se comprometían a liberar la zona Terminal-Mercado Juárez en su totalidad del ambulantaje a partir del 7 de enero y la reubicación de 38 informales en el predio localizado en la colonia Jesús García Lovera.
Declaró que el convenio permite a sus 38 miembros trabajar libremente hasta la fecha establecida, sin embargo, no lo respetaron, por lo cual solicitaron el apoyo de los líderes de otras agrupaciones de comerciantes, quienes se prepararon para responder en caso de sentirse agredidos.
El director de Gobierno y Autoridades Auxiliares, Jorge Fernando Fuentes Zepeda, explicó que el operativo es parte de lo desarrollado desde principios de diciembre para invitar a los vendedores a utilizar los espacios permitidos para ejercer la actividad, como el «Patio del sabor», «El Gran Bazar Toluca» y predios municipales.
Reconoció que hubo una gran resistencia por parte de los líderes de los comerciantes -pues llegaron  más de 70 vendedores al lugar-, no obstante, jamás se violentaron los derechos de nadie durante el operativo y garantizó que no está en los planes generar violencia.
«Encontramos una gran resistencia de representantes, no así de comerciantes que venden en la zona terminal. En ningún momento estamos planteado el uso descontrolado de la fuerza pública», manifestó.
Los inconformes amenazaron con realizar movilizaciones en caso que las autoridades municipales no los dejen trabajar como acordaron, pues se quejaron que otras agrupaciones de la zona no han tenido problemas para laborar.
A través de un comunicado de prensa, el Ayuntamiento de Toluca hizo un llamado al diálogo y aclaró que en días pasados, los comerciantes informales complicaron la zona Terminal-Mercado Benito Juárez García, con la instalación de vendedores sobre la vía pública en el área, ante esa situación irregular, a solicitud de los vecinos y los comerciantes establecidos, la administración municipal inició un programa para la reubicación en espacios específicos.
«El Ayuntamiento de Toluca hace un llamado al comercio informal a buscar alternativas de desarrollo para que continúen con su actividad, conforme lo establece el Bando Municipal de Gobierno 2013, entre otras disposiciones administrativas y jurídicas», señala el informe.