TOLUCA, Edomex., 08 de diciembre de 2013.- A pesar de que desde el pasado mes de julio, la directora de medio ambiente y servicios públicos del ayuntamiento de Toluca Sandra Saldaña anunció que se establecerían multas de hasta tres mil pesos para las personas que depositaran sus residuos sólidos municipales en las calles y parques de la capital mexiquense, en lugar de depositarlas en el camión recolector, el panorama que se presenta en varias de las avenidas principales es de bolsas de basura que aparecen cada mañana.

En un recorrido realizado por Quadratín Estado de México por varias de las calles de la capital mexiquense se pueden observar bolsas llenas de desperdicios en varias de las arterias viales, incluso algunas de ellas en el primer cuadro de la capital mexiquense sin que exista personal de limpia que lleve a cabo su recolección.

Cabe señalar que el ayuntamiento local ejerció un presupuesto este año del orden de casi cinco y medio millones de pesos, tan sólo en la recolección, tratamiento y disposición final de las casi 800 toneladas de basura que se generan diariamente en la capital estatal.

A la fecha, la plantilla de trabajadores del servicio de limpia está integrado por poco más de 500 personas pero la misma autoridad ha reconocido que esta cantidad de personal es insuficiente pues los programas como el de separación de residuos de parte de la ciudadanía ha fracasado y las multas aún no se han aplicado.

“Esto de encontrar basura afuera de nuestros negocios es algo muy común, casi todos los días hay una o dos bolsas de basura que nosotros tenemos que juntar y tirarla después en el camión”, señala Bertha González  quien es dueña de una cerería que se encuentra en pleno centro de la capital a un costado del parque España y donde recurrentemente se encuentran bolsas de basura, “yo creo que es gente de santa Bárbara que vienen y nos echan basura aquí para que nosotros se las tiremos”.

Pero adicionalmente a la basura que se genera de parte de los propios habitantes de manera irresponsable, se pueden detectar montones de escombro y material de construcción que se encuentran también en las principales calles las cuales en estos momentos se encuentran en un periodo de reparación pero que la autoridad no ha tenido al precaución de retirar en tiempo generando malestar en la población.

“Hace como dos semanas vinieron a levantar el asfalta de esta avenida (de los maestros) y mira, aún sigue el escombro aquí, esto es irresponsable pues la gente tiene que bajarse al arroyo vehicular para poder seguir su camino pues la acera está invadida de desecho”, aseveró Julián Hernández, vecino de esta vialidad que se encuentra a unas cuantas cuadras de la presidencia municipal.