TLALNEPANTLA, Edomex., 19 de noviembre de 2013.- A pesar de las constantes quejas que se han presentado a través de los medios de comunicación así como en las redes sociales; las obras del distribuidor vial que se está construyendo por parte del gobierno federal en la intersección de las avenidas Alfredo del Mazo y José López Portillo al norte de la capital mexiquense, se continúan desarrollando de manera muy lenta e incluso, este lunes, solo se percibían a un par de trabajadores en la obra.

De acuerdo a lo que comentan los propios comerciantes de la zona, las afectaciones que se tienen ya en estos momentos son muy elevadas obligando incluso a varios de los locatarios ahí establecidos a bajar sus cortinas ante las escasas ventas que se tienen, pues durante la obra, la afluencia de personas por la zona ha disminuido de manera importante.

Así mismo, establecimientos como torterias, tiendas de celulares, de abarrotes y pequeños restaurantes, han visto cómo sus ingresos han desparecido sin que hasta el momento exista ningún tipo de apoyo por parte de las autoridades municipales o estatales.

Los únicos que se han visto favorecidos, son los vendedores ambulantes que se han apoderado de las escasas zonas peatonales y aquellos que se filtran entre los vehículos para ofrecer desde tarjetas de  telefonía, hasta cigarros y bebidas energetizantes.

Es de recordar, que la obra está programada para ser concluida en el 2015 y  hasta el momento no se prevé la apertura de vías alternas o con el fin de que los comerciantes reactiven sus ventas.