CHIMALHUACÁN, Edomex, 24 de noviembre.- El hombre que se lanzó de una torre de alta tensión la tarde de ayer, estaba decido a quitarse la vida de cualquier forma, advirtió a los rescatistas:“Si en este momento no me dejan matarme, lo haré en otro momento y en otro lugar, pus le hice ´algo muy feo a mi familia».

El hombre, quien hasta ahora permanece en calidad de desconocido, platicó con un bombero de Protección Civil y un paramédico de la unidad de Rescate Municipal (RM). Durante dos horas, los elementos intentaron persuadir al hombre para no quitarse la vida; sin embargo, el suicida logró su cometido.

Múltiples intentos realizaron los rescatistas; la gente comenzó a gritarle al suicida -que no lo hiciera o que de plano se arrojara de una vez por todas- ningún punto de vista importó para el hombre quien tenía la determinación de acabar con su vida en ese o en cualquier otro momento, así que en un instante se arrojó y logró su cometido.

Tras caer de una altura de 30 metros, pues el hoy occiso se aventó de una torre de alta tensión, fue llevado al Hospital General de Chimalhuacán 90 camas, donde murió.

Los rescatistas bajaron de la torre deshidratados pues, portaban chaquetones de protección civil que son gruesos y aislantes, las pocas fuerzas y el desgaste físico que tuvieron durante dos horas, poco importó a los vecinos y transeúntes, quienes impactados arremetieron contra los oficiales de Seguridad Pública Municipal, Bomberos de Protección Civil y elementos de Secretaría de Seguridad Ciudadana, persiguiéndolos y agrediéndolos con piedras.