TURÍN, Ita., 16 de abril de 2019.- Cristiano Ronaldo llegó a la Juventus después de ganar 4 Champions con el Real Madrid y con el reto de repetir la hazaña con el equipo italiano, dominador absoluto del Calcio desde hace varios años. Un Ajax sorpresivo y de buen juego truncó ese sueño en cuartos de final. En cambio su rival eterno, el genial Lionel Messi, no defraudó y llevó al Barcelona a semifinales.

Juventus 1 -2 Ajax (2-3 global)

Cristiano abrió la cuenta al minuto 28 tras asistencia de Pjanic pero Van de Beek empató siete minutos después. El gol que hizo silenciar a Turín lo marcó De Ligt a los 67. El global quedó 3-2 a favor del Ajax. Mr. Champions Ronaldo se queda sin su sexta orejona. Su fichaje, en sentido estricto, no valió la pena.