CIUDAD DE MÉXICO, 22 de noviembre de 2016.- El abuso sexual infantil es una maldición social en el mundo contemporáneo y 47.6 por ciento de los mexicanos cree que quienes lo cometen son parientes de las víctimas, además que señalan que la pérdida de valores, desatención paternal y “cacería” que hacen pederastas en las redes sociales.

Un estudio de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) deja ver que además de los parientes, los abusadores de infantes son adultos/hombres, dice 9.4 por ciento, personas enfermas, 6.4 por ciento, pervertidos, 4.3, viejos, 4.3, allegados o profesores, 4, sacerdote, 3.6, padrastro, 3.1.

Los casos de sacerdotes que abusan sexualmente de los niños son numerosos en diversos países y 84.5 por ciento de los 600 entrevistados por GCE cree que a esos curas pervertidos la iglesia católica hace mucho por protegerles. Solo 8.5 por ciento piensa que la jerarquía hace lo posible por entregarlos a las autoridades.

 

LEER MÁS: QUADRATIN MÉXICO